Publicación científica

Los Primeros Auxilios en el Área de Educación Física

Juan Carlos Aguilar Cerezo ,
0 Maestro Educación Física y Ldo. Psicopedagogía. CPIP Eloy Saavedra, Ciempozuelos (Madrid).

Artículo publicado en el journal Revista de Educación Física del año 2013.

Resumen

En el presente texto abordaremos los posibles casos de accidente que se pueden presentar en el aula de educación física y las medidas de actuación.

Palabras Clave: Primeros, auxilios, educación, física.

Abstract

In this article we will address possible cases of accidents that can occur in the physical education classroom and performance measures.

Keywords: First, aid, physical, education.

INTRODUCCIÓN

Se entiende por primeros auxilios aquellos cuidados de emergencia prestados a un accidentado o enfermo durante el tiempo que transcurre hasta la llegada de los Servicios Médicos.

Pese a tener cada vez más medios sofisticados de atención primaria, en muchas ocasiones el tiempo en que tarda en recibir la asistencia se convierte en clave, ya que, puede conllevar consecuencias importantes si no se actúa correctamente.

Por ello es necesario que cada uno de nosotros (los implicados en el proceso educativo de los niños/as) conozcamos una serie de nociones elementales sobre Primeros Auxilios.

En este caso nos vamos a centrar fundamentalmente, en los posibles casos de accidente que se pueden presentar en una sesión de educación física, en el aula o en el patio a la hora del recreo.

Para abordar este entramado de contenidos voy a desarrollar una pequeña sinopsis de los posibles casos que se pueden presentar y la forma de actuar ante ellos.

PREMISAS BÁSICAS DE ACTUACIÓN

Existen dos premisas básicas de actuación:

TRANQUILIDAD: Estar tranquilos; con tranquilidad se da confianza al accidentado.

Es de vital importancia mantener la calma y no sobresaltarse ante el problema, ya que, ello causaría más inseguridad al accidentado. En definitiva, hay que dominar la situación y evitar el pánico.

COMPOSICIÓN DE LUGAR: Hacer una composición de lugar.

Una vez llegados al lugar del accidente, hay que delimitar la realidad del mismo y sus posibles consecuencias. Dado que cada situación es diferente (no hay dos iguales) debemos tener en cuenta una serie de pautas generales de actuación.

PAUTAS GENERALES DE ACTUACIÓN

Se resumen básicamente en tres:

PROTEGER: después de originarse el accidente, debemos procurar que acto seguido no suceda otro como consecuencia de éste o que actitudes improcedentes pueden generar un nuevo problema. Por tanto, hay que hacer seguro el lugar del accidente.

ALERTAR: en determinadas situaciones será conveniente avisar a otros medios de socorro (Policía, Bomberos, Cruz Roja, Ambulancia, 112…) la persona que alarma debe tener en cuenta a la hora de avisar: el lugar, el tipo de accidente y otros datos relevantes.

SOCORRER: hemos de extremar las precauciones a la hora de socorrer, ya que, tenemos que estar completamente seguros de que nuestra intervención mejorara en todo caso el estado del paciente. Si existiesen varios heridos se establecería un orden de prioridad en función de la gravedad del caso.

PRIMEROS AUXILIOS ANTE LAS LESIONES MAS FRECUENTES

Durante nuestras clases e incluso en nuestra vida diaria, nos podemos encontrar ante situaciones a las que debemos dar una respuesta rápida y una actuación adecuada. A continuación propongo una serie de actuaciones básicas de las técnicas de urgencia sobre primeros auxilios vitales que como docentes debemos conocer y saber actuar ante ellos; estos son:

Alteración de las funciones vitales: con esto nos referimos básicamente a la afectación de la respiración y la circulación sanguínea. Ante esta adversidad comprobaremos en primer lugar el estado de consciencia, la respiración y posteriormente la circulación. Existen dos técnicas de recuperación:

— Técnica de reanimación cardiopulmonar básica (R.C.P.): Es una maniobra que se realiza cuando el sujeto no respira, se encuentra inconsciente y su corazón no late. Consiste en abrir las vías aéreas, realizar insuflaciones y compresiones torácicas.

— Técnica del boca a boca: si el sujeto no respira mantendremos su cabeza hacia atrás, cogeremos aire y a través de su boca insuflaremos progresivamente dos veces.

Obstrucción de las vías aéreas: el atragantamiento. En general se produce con la comida o algún cuerpo extraño, puede quedar “encajado” en la garganta, conllevando una obstrucción completa de las vías aéreas o puede que no sea tan grave y la obstrucción sea incompleta. En este caso se animara a que tosa con fuerza para expulsar el cuerpo extraño que obstruye la vía aérea. Si se da el caso de mayor gravedad, realizaremos la maniobra de Heimlich.

De pie nos colocamos detrás del accidentado, dándole un abrazo, en esta posición se presiona con una mano cerrada y la otra recubriendo la primera. Se debe apoyar el puño con el pulgar sobre el abdomen y presionar hacia el centro del estómago, justo por encima del ombligo y bajo las costillas de la persona.

Hemorragias. Es la pérdida de una gran cantidad de sangre en un período de tiempo corto, ya sea externa o internamente. Es conveniente elevar la parte del cuerpo lesionada. La aplicación de hielo sobre y alrededor de la herida disminuye la hemorragia al producir vasoconstricción.

Un caso muy común en nuestras clases es, la hemorragia nasal. Para intentar cortar la hemorragia hay que hacer presión 5 cm. Por encima de la nariz

Heridas, cortes y pequeños rasguños. Una herida es una lesión que se produce en el cuerpo. Puede ser producida por múltiples razones, aunque generalmente es debido a golpes o desgarros en la piel. Ante esta situación debemos tener a mano material de curas y lavarnos las manos, para evitar contaminar la herida. En primer lugar la limpiaremos con agua oxigenada, retiraremos los cuerpos extraños que pudiesen existir, secaremos la herida con gasas y aplicaremos un antiséptico. Como normal general dejaremos la herida al aire libre.

Las quemaduras. Son lesiones producidas por varios factores, como son el fuego, el calor, la electricidad o los líquidos hirvientes. Para atender a personas con quemaduras, lo primero que hay que hacer, es retirarlos de la fuente de calor, para después enfriar la zona afectada (con agua preferiblemente). Si las quemaduras son muy severas, debemos tener precaución, ya que, la ropa puede quedar adherida a la piel.

Vendajes: se realiza mediante una cinta o rollo de tela u otro material que se puede enrollar alrededor de una parte del cuerpo de diferentes maneras. En primeros auxilios se usan con diferentes finalidades, sujetar el apósito de una herida, ejercer presión sobre una hemorragia, inmovilizar la zona afectada y cubrir quemaduras.

Lesiones que afectan a las articulaciones: esguinces y luxaciones.

— El esguince se produce al realizar un movimiento de la articulación más allá de sus límites normales, lo que provoca un estiramiento o desgarro de los ligamentos. Deberemos inmovilizar la articulación, elevar la zona afectada y poner hielo.

 — La luxación, a diferencia del esguince, se produce cuando las superficies articulares quedan separadas y se acompaña de desgarro o rotura de ligamentos.

Fracturas: los huesos son muy resistentes, pero en determinadas condiciones, ya sea enfermedad o golpe, pueden llegar a romperse. Hay dos tipos de fractura: abierta y cerrada. Actuaremos ante una fractura evitando que el accidentado realice nuevos movimientos (hay que inmovilizar la zona fracturada, en la misma posición en la que nos la encontremos) nos podemos servir de pañuelos, para realizar cabestrillos o de férulas para inmovilizar de forma más compleja.

Pérdida del conocimiento: es cuando una persona es incapaz de responder a otras personas y actividades. En cuanto el alumno note los síntomas premonitorios, colocarle boca arriba con las piernas elevadas. Tendremos que aflojar la ropa. Si existe pérdida de conocimiento, lo colocaremos en posición de seguridad, manteniendo la apertura de las vías aéreas. Evitaremos aglomeraciones en torno al afectado.

Intoxicaciones: se producen por exposición, ingestión, inyección o inhalación de una sustancia tóxica. Las intoxicaciones accidentales o voluntarias debidas al consumo de medicamentos son las mas frecuentes

CONCLUSIÓN

Tenemos que tener en cuenta que la mayoría de accidentes que ocurren en el centro escolar se producen en la clase de Educación Física, debido a la exigencia de movimiento y actividad. Con ello a veces se ocasionan en algunos momentos ciertas lesiones al alumnado, aún siendo normalmente leves (rozaduras, contusiones, esguinces...); así se tendrá alguna oportunidad de comprobar en la práctica real la aplicación de las medidas iniciales ante un  accidente.

Referencias

1. Contreras Jordán, O.R. (1998). Didáctica de la Educación Física. Barcelona: Inde.

2. Cruz Roja (2007). Manual de primeros auxilios. Editado por Pearson Educación.

3. Devis, J. (2000). Actividad física, deporte y salud. Barcelona: Inde.

Cita en Rev Edu Fís

Juan Carlos Aguilar Cerezo (2013). Los Primeros Auxilios en el Área de Educación Física. (3).

0 visitas.